Nuestras ideas

Nuestras ideas:

El programa ha sido desarrollado en 30 niveles trimestrales, el curso completo permite seguir cursos superiores en cualquier academia en china, satisfacer demanda de empresas chinas, comerciantes que están vinculados con la comunidad en Argentina, empresarios de hotelería y turismo, estudiantes de carreras afines a la incorporación de los estudios del idioma chino con visión de futuro.
Estos 20 niveles trimestrales pueden cursarse en forma continua ó discontinua, pueden realizarse 1, 2, 3 y hasta 4 niveles por año fijando para cada trimestre el horario que mejor le convenga, dentro de los disponibles en la grilla. Al finalizar cada trimestre se rinde una evaluación de nivel.
Nuestro curso está destinado a preparar a los alumnos a rendir el examen internacional HSK también.
Las clases constan de una cursada semanal de una hora y media. Los grupos de estudios formados son pequeños, de mínimo 5 alumnos hasta máximo 12 alumnos. No es necesario tener ninguna base de conocimientos.
Durante todo el curso el acento estará puesto en la realización de trabajos escritos y orales que le permitan al alumno conocer y comprender las estructuras gramaticales y su puesta en juego en situaciones y diálogos. La ampliación del vocabulario a la vida cotidiana y una intensa práctica oral y escrita le otorgarán al alumno fluidez y confianza.
Privilegiamos en nuestros cursos la comprensión y la fluidez mediante la estimulación constante de la participación activa de los alumnos. Nuestro enfoque se basa en la simulación de situaciones directamente relacionadas con la vida cotidiana que le permiten al alumno practicar entre clases en ámbitos que le resultan familiares: restaurantes chinos, comercios barriales, regalerías y vecinos del barrio chino.
Todos los instructores de Escuela Chino Madrín tienen un excelente dominio del idioma español, con experiencia acreditada en la enseñanza del idioma chino mandarín, tanto en su escritura simplificada como tradicional, con dominio de los dos sistemas de fonética (pin yin/bopomofo) con alumnos argentinos.
Las aulas están equipadas con cómodas sillas y amplias mesas, y cuentan con proyectores, calefactores, equipos de audio, etc.